Clientes
Intermaher
bcalvo@intermaher.comwww.intermaher.com

El crecimiento tecnológico, garantía de competitividad

Mérito compartido: MAUSA, Mazak e Intermaher

 Y es que, en los tiempos que corren, no es tan fácil encontrarnos con PYMEs que hayan conseguido mantener su número de empleados en los últimos años.

Diego García tiene claro cuál ha sido el camino recorrido para hacer esto posible: "antes incluso de desatarse la crisis, ya observábamos que iba a ser necesaria una reestructuración el el sistema productivo de la empresa. Nuestro equipamiento, sobre todo en la división de mecanizado, se estaba quedando obsoleto. Contábamos con máquinas de prestigiosas marcas pero muy antiguas, veíamos que se nos quedaban cortas y que, además, empezaban a dejar de ser fiables. No nos aportaban las prestaciones que necesitábamos en la mayoría de los trabajos y, aún más grave, las paradas de máquina comenzaron a ser cada vez más frecuentes".

Por esta motivo, en el año 2009 decidieron sondear el mercado en busca de una máquina que pudiera ayudar como un primer paso en esta reestructuración progresiva del área de mecanizado. Después de recibir numerosas propuestas de distintos fabricantes y distribuidores, y teniendo en cuenta sus  necesidades, sólo tres marcas pasaron el corte en la criba final. Y, entre ellas, eligieron Mazak, Diego nos explica el porqué: " La decisión no fue complicada. Ya teníamos referencia sobre el prestigio de esta marca. Visitamos a algunos otros clientes de Intermaher" -la firma alavesa que distribuye Mazak en el mercado español- "que ya tenían modelos similares al que nosotros queríamos adquirir, y allí comprobamos in situ las prestaciones, potencialidades y el rendimiento que nos pdía ofrecer la nueva máquina". 

La primera Mazak, ya en el taller

MAUSA apostó fuerte incorporando al taller el centro de mecanizado vertical, modelo Vertical Center Nexus (VCN) 510-II, que permitió la aproximación de la empresa hacia estándares de mecanizado desconocidos hasta entonces.

Diego García recuerda los primeros pinitos con la nueva Mazak: "era impresionante. Trabajábamos con mucho más avance, la capacidad de arranque de viruta de la nueva máquina no tenía nada que ver con las anteriores y el acabado final de la pieza ofrecía una nueva dimensión desconocida para nosotros". Las prestaciones de la Mazak VCN 510-II comenzaron enseguida a dar sus resultados: "vimos que, ya desde el principio, lográbamos unos incrementos de productividad cercanos al 30 por ciento respecto a lo que conseguíamos con la máquina anterior. Y se suponía que todavía nos faltaba familiarizarnos con la máquina...".

Los centros de mecanizado verticales Mazak proporcionan una estabilidad de mecanizado mejorada, un funcionamiento más seguro y un control operacional más sencillo, gracias a la incoporación de la sexta generación del sistema CNC Mazatrol (MAZATROL MATRIX NEXUS). Entendemos que un nuevo control numérico podía poner en problemas a los operarios, que estaban acostumbrados a manejar los CNCs de los fabricantes específicos de controles y no un CNC propietario: "en absoluto" sentencia Diego. "desde el principio una de las cosas que más nos sorprendió fue la facilidad de uso del control numérico. Los programas pasan directamente por ethernet desde la oficina a la máquina, sin posibilidad de errores. La gestión de la máquina que ofrece el Matrix ex excepcional".

El potente CNC, con el que los mecanizadores de MAUSA trabajan fácil e intuitivamente gracias a su programación asistida complementada con el estándar ISO, incorpora todo un paquete de funciones avanzadas que agilizan notablemente la producción de piezas: sistema de prevención de colisiones en la máquina, sistema de prevención de la dilatación térmica del husillo, apoyo inteligente para el mantenimiento óptimo de la máquina y un sistema de voz, por el que se informa verbalmente al operario sobre qué mandos han sido seleccionados y hasta aconseja sobre las precauciones que se deben tomar durante la operación manual de la máquina.

Por su parte, el centro de mecanidado vertial de alta productividad Mazak VCNexus 510-II dispone de una mesa de 1.300 x 550 mm, ofrece unos recorridos en X/ Y/ Z de 1.050mm/ 530 mm/510 mm, incorpora un motor que alcanza las 18.000 rpm, y un almacén para 30 herramientas. El posicionamiento rápido en X/ Y/ Z es de 36 m/ min y el cono de la herramienta CAT-40.

No hay dos sin tres

Con la nueva flamante nueva adquisición a pleno rendimiento, MAUSA se muestra encantada, pero quiere más. Y entonces sonó la flauta.

Otro cliente de Intermaher, y a su vez proveedor-cliente de MAUSA, se ve en la obligación de retirar de su taller una máquina Mazak para sustituirla por otra -también de la marca japonesa, pero de 5 ejes-. Y esta máquina se ajustaba a la perfección a las necesidades de MAUSA: "nos permitía mecanizar piezas más grandes que, por dimensiones y capacidad, no podíamos trabajar en nuestra Mazak. Además al venir de una empresa conocida sabíamos que, aunque la máquina había estado trabajando a pleno rendimiento, su estado de conservación era muy bueno. No quisimos dejar pasar esta oportunidad".

El modelo en cuestión era el centro de mecanizado vertical Mazak VTC-300, equipado con un control Mazatrol 640M. "En la empresa anterior la máquina trabajaba a tres turnos, estaba día y noche funcionando. Nosotros la compramos de segunda mano el año pasado y, hasta la fecha, sigue sin dar ningún problema. Se nota que son máquinas robustas y fiables, aunque valoramos también especialmente su flexibilidad".

A la empresa guipuzcoana se le nota muy satisfecha. Además del rendimiento que están sacando a las máquinas japonesas, inciden en la gran disponibilidad de su distribuidor Intermaher: "Por incidencias de máquina, la verdad es que sólo hemos tenido que recurrir una vez a su servicio técnico. Y más por nuestra responsabilidad que por fallo objetivo de la máquina. Aún así, con la ayuda de Intermaher pudimos solventar el problema inmediatamente. Siempre nos han apoyado, incluso nos facilitaron una grúa para posibilitar la instalación de la máquina que adquirimos de segunda mano. Su predisposición con nosotros ha sido magnífica", dicen.

MAUSA está consolidada en los más variados sectores productivos: electrónica, electrodoméstico, pieza técnica, materiales bicomponente, moldes de caucho, piecerío diverso para la industria de automoción y medicina (fabricación de carcasas para biomedicina) y, aunque directamente sólo exporta una pequeña parte de su producción, sus productos tienenuna presencia muy destacada en el mercado exterior: "aunque el porcentaje de piezas que exportamos directamente no es muy significativo, trabajamos para muchos clientes de la zona que venden prácticamente todo fuera", añade Diego García.

Sobre el futuro, son moderadamente optimistas: "más o menos, un 75 por ciento de nuestra facturación procede de la fabricación de moldes nuevos. Es cierto que también realizamos reparaciones y modificaciones, pero nunca ha sido nuestra actividad principal".

"Además, estamos ya pensando en nuevas inversiones para continuar la actualización de nuestro parque de máquinas, con las que esperamos poder seguir siendo altamente competitivos. Con nuestra dimensión de empresa, la tecnología es un factor fundamental en el camino hacia el éxito. La próxima máquina que tenemos pensado introducir en el taller es un centro de torneado automático", concluye Diego.

Eso sí, sobre la marca y el distribuidor del futuro torno parece que no tienen dudas.

"Si quieres resultados distintos: no hagas siempre lo mismo." Albert Einstein.

En INTERMAHER llevamos 40 años de éxito, adaptándonos a las circunstancias de cada momento, a cada empresa, a cada reto.

Nuestra misión a lo largo de estos 40 años: la satisfacción continuada de nuestros clientes. 

 

Roberto Hernando
Director Gerente de INTERMAHER

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.